Reparación de Commodore PC 10-III

El ordenador presentaba diversos problemas en el arranque, con mensajes de error indicando problemas en el banco superior de memoria RAM, sector de arranque corrupto o falta de sector de arranque en el disco duro, así como otros problemas que se revelaron una vez abierto el equipo para diagnóstico.

En particular, se observó una cantidad importante de suciedad en la placa madre que hubo que retirar, y una batería para CMOS que empezaba a verter ácido sobre la placa.

Sustitución de ROM e instalación de CPU
Sustitución de ROM e instalación de CPU

El material que se ha empleado para la reparación es el siguiente:

  • (4x) Memoria DRAM 414256 para sustituir los integrados dañados.
  • (1x) CPU NEC V20 (μPD70108-8).
  • (1x) Coprocesador matemático 8087.
  • (1x) Disipador de calor / heatsink de 40 pins.
  • (1x) EPROM 27C256B para reemplazo de ROM en su última versión.
  • Alcohol isopropílico y solución de bicarbonato sódico.

 

El primer paso de la reparación consistió en la limpieza de la placa y la retirada de la batería, seguida de una limpieza con solución de bicarbonato sódico.

No se ha instalado por el momento una nueva batería en sustitución de la dañada, al no disponer de un elemento de sustitución.

Detalle de batería a reemplazar anterior a limpieza
Detalle de batería a reemplazar anterior a limpieza
Detalle de zona afectada por vertido de batería después de limpieza
Detalle de zona afectada por vertido de batería después de limpieza
MS-DOS mostrando memoria disponible previo a reparación
MS-DOS mostrando memoria disponible previo a reparación
Sustitución de cuatro integrados en banco superior
Sustitución de cuatro integrados en banco superior

Una vez limpiada la placa se procede a la instalación de la ROM actualizada, así como de la nueva CPU y del coprocesador matemático, este último con disipador térmico.

En cuanto a los problemas relacionados con la memoria RAM, las pruebas efectuadas durante el POST apuntan a un error en el segundo banco de memoria de los dos disponibles, toda vez que el sistema detecta correctamente los primeros 256 kB de memoria.

Una vez efectuado el arranque se efectúa un test de memoria, confirmando los resultados colocando en piggyback cuatro integrados 41256 sobre los últimos cuatro integrados del segundo banco de memoria y obteniéndose ya resultados correctos en los diagnósticos. Se procede a continuación a retirar los integrados dañados colocando otros en buen estado previa instalación de zócalos.

En cuanto a los problemas relacionados con el arranque desde disco duro, pudieron solucionarse simplemente realizando un borrado de la partición existente, creación de nueva partición e instalación de sistema operativo.

Deja un comentario